Sensores Fotográficos – Pittaluga Fotografía

Como ya os explicamos en anteriores entradas en nuestro blog son muchas las preguntas y dudas que nos surgen sobre las cámaras de fotografía, sus características y utilidades. Por eso, en nuestro nuevo post de Pittaluga Fotografía hemos decidido abordar un tema sobre el que suelen surgir muchas dudas: el sensor fotográfico.

Características del Sensor Fotográfico

El sensor es un dispositivo que captura la luz que pasa a través del objetivo.
Como dijimos en otro artículo anterior, en un sensor es importante el número de pixeles, un número mayor nos permitirá hacer ampliaciones más grandes, pero no es lo más importante.
Lo más importante es: la calidad del píxel, el tamaño del sensor y la densidad de pixeles por centímetro cuadrado.
La calidad del píxel está directamente relacionado con el tamaño del sensor.
Resulta fácil pensar que el número de fotones que inciden en una celda del píxel es proporcional a su superficie. Esto quiere decir que una celda de un tamaño mayor capturará más fotones que otro de la misma arquitectura de menor tamaño. Y los fotones de luz son los que van a formar la imagen que estamos fotografiando.
En cuanto al tamaño, más abajo se representan gráficamente los distintos tamaños de sensores. Esta diferencia de tamaño nos da idea de que a un mismo número de pixeles en un sensor Full Frame y uno de teléfono móvil, que es 40 veces más pequeño, la construcción de las celdas fotosensibles de un SmartPhone será siempre menos precisa y la información que nos proporciona será igualmente menos real que otras celdas mayores.
La densidad es la cantidad de pixeles por cm2. La cantidad de pixeles de un sensor se obtiene multiplicando los que hay de ancho por los que hay de alto. Por ejemplo, 12 megapixeles equivale a 4.251 pixeles de ancho x 2.823 pixeles de alto.
En definitiva, una cámara de un teléfono móvil con un sensor pequeño y por tanto celdas fotosensibles de mucho menor tamaño, no podrá tener nunca la calidad de imagen que una cámara réflex.
Con lo que vamos a explicar a continuación nos podremos imaginar lo importante que será el tamaño del sensor para poder construir los componentes de cada una de las celdas.

 

En resumen, como hemos dicho la calidad de la imagen se verá reducida en un sensor más pequeño debido a que a un mismo número de Megapíxeles, por ejemplo 12 Mpx = 12 millones de píxeles (celdas) no pueden captar el mismo número de fotones con un sensor del tamaño de Cámara Reflex que con un sensor del tamaño de una compacta o de un teléfono que todavía es más pequeño. Cada píxel toma la luz de una pequeñísima parte de la imagen que vamos a fotografiar.
Un sensor, compuesto por millones de píxeles (celdas) es el responsable de transformar la luz de la imagen en electricidad, lo que dará lugar a un archivo digital mediante la electrónica de la cámara y el procesador. Cada celda tiene un fotodiodo que captura la intensidad de la luz, no el color. Para captar el color además cada píxel (celda) dispone de unos filtros que descomponen la luz en rojo, verde y azul (RGB). Además cada celda incorpora un pequeña lente para centrar la luz en el elemento sensible.

Si aún con toda esta información que acabamos de proporcionarte te surgen dudas y quieres un asesoramiento personalizado, no dudes en contactar con nosotros, estamos a tu disposición en nuestro estudio de Alicante – Pittaluga Fotografía.