Para poder hacer frente al gran reto de la fotografía nocturna deberemos tener en cuenta algunos aspectos de esta.

Lo más básico que necesitaremos respecto al material de fotografía será, una cámara, un trípode y una linterna, pero si fuera posible y pese a que no sean esenciales, siempre se podrán mejorar los resultados si incorporamos al equipo un flash de mano, un mando a distancia y baterías y tarjetas de memoria de repuesto.

Si nuestro objetivo es sacar las estrellas en movimiento, es recomendable utilizar una ISO alta, ya que esto permitirá que nuestro sensor capte y registre, las estrellas, mientras que unas ISOs más bajas solo registrarán aquellas que sean más brillantes. Respecto al diafragma, cuanto más abierto más estrellas captaremos.

Los utensilios y complementos comentados nos servirán según el tipo de fotos que queramos realizar. Por ejemplo: si queremos realizar retratos, se necesitará el flash externo para iluminar a la modelo o el modelo. An tener que estar unos segundos inmóvil deberemos conseguir que la modelo o el modelo, estén lo más cómodos posibles para evitar cualquier tipo de movimiento en la captura.

Si queremos hacer fotos nocturnas en la ciudad deberemos tener en cuenta que la luz en estos lugares varia mucho, por lo que el mejor consejo sería utilizar poca apertura de diafragma y bajar el ISO al máximo para evitar el ruido.

Si simplemente queremos hacer fotos al cielo estrellado, deberemos dejar una apertura lo más abierta posible y subir la ISO para captar el máximo número de estrellas.

Las técnicas de fotografía nocturna requieren de mucha técnica y práctica ya que dependiendo de la situación las opciones y variables pueden tener que cambiar considerablemente.